Sociedad Española de Medicina de Laboratorio

Acceso socios SEQCML

Si aún no has accedido a la nueva Web, debes obtener tus claves de acceso a través de ‘Generar nueva contraseña’, utilizando tu nombre de usuario actual

Generar nueva contraseña

Generar nueva contraseña

Menu

Contenido científico · Guías de Práctica Clínica

‹ Volver

Management of Thyroid Dysfunction during Pregnancy and Postpartum

Referencia bibliográfica:

De Groot L, Abalovich M, Alexander EK, Amino N, Barbour L, Cobin RH, Eastman CJ, Lazarus JH, Luton D, Mandel SJ, Mestman J, Rovet J, Sullivan S. Management of Thyroid dysfunction during pregnancy and postpartum: an Endocrine Society Clinical Practice Guideline. J Clin Endocrinol Metab. 2012; 97(8): 2543–65

  • Elaboración:

    The Endocrine Society
  • Comisión SEQC:

    Comisión de Hormonas

  • Miembros de contacto:

    Elías Álvarez García

  • Fecha inclusión:

    Febrero 2017

Documentos:

ANALISIS DE LA GUÍA:

En los últimos 15 años ha habido una rápida expansión de conocimiento sobre la enfermedad tiroidea y el embarazo. Estos avances incluyen aspectos referentes al tratamiento óptimo de embarazadas con levotiroxina, impacto de la deficiencia de yodo en la madre y en el feto en desarrollo, efecto adverso de hipotiroidismo materno en el desarrollo mental de los hijos, y el síndrome de tiroiditis posparto y su relación con el hipotiroidismo permanente. Además, los estudios han informado de la duplicación de la tasa de aborto en mujeres eutiroideas con presencia de anticuerpos positivos, así como un aumento de parto prematuro en aquellas con hipotiroidismo subclínico y / o autoinmunidad tiroidea.

Dada la rapidez de los avances en este campo, no es sorprendente la controversia que rodea a la óptima detección y manejo de la enfermedad tiroidea en la mujer embarazada. La enfermedad tiroidea durante el embarazo tiene ciertas características que hacen que el establecimiento de recomendaciones sea más complicado que en otros campos.

Las embarazadas pueden presentar una variedad de condiciones tiroideas conocidas o no, tales como el hipotiroidismo e hipertiroidismo, presencia auto-anticuerpos tiroideos, presencia de nódulos o aporte nutricional de yodo insatisfactorio. El embarazo puede afectar al curso de estos trastornos del tiroides y, a la inversa, enfermedades del tiroides pueden afectar el curso del embarazo. Por otra parte, el manejo y tratamiento de estas alteraciones pueden afectar a ambos, tanto a la embarazada como al feto en desarrollo.

Otro de los aspectos controvertidos es el cribado universal de enfermedad tiroidea en mujeres embarazadas. Todavía no cuenta con el respaldo de suficientes estudios, si bien la detección de casos dirigidos a grupos específicos de pacientes que tienen un mayor riesgo está fuertemente apoyada.

Por último, no hay que olvidar que las mujeres embarazadas pueden estar bajo el cuidado de varios profesionales de la salud, incluidos obstetras, matronas, médicos de familia, endocrinólogos, y/o internistas, haciendo que el establecimiento de directrices sea crucial.

El objetivo de estas guías es proporcionar directrices clínicas para la gestión de los problemas del tiroides presentes durante el embarazo y en el posparto.

Para ello se creó un grupo de trabajo internacional, bajo la coordinación de la Sociedad Americana de Endocrinología, con el fin de revisar la mejor evidencia en el tema y desarrollar pautas basadas en la evidencia. Los miembros del grupo de trabajo incluyeron representantes de sociedades de endocrinología de distintos países.

El grupo trabajó durante dos años en el desarrollo de las recomendaciones, durante los cuales revisaron todo el material publicado de estos temas en las dos últimas décadas. El grado de evidencia fue establecido siguiendo la clasificación del United States Preventive Services Task Force. Una vez finalizadas las directrices fueron revisadas y aprobadas por todos los participantes.