Sociedad Española de Medicina de Laboratorio

Acceso socios SEQCML

Si aún no has accedido a la nueva Web, debes obtener tus claves de acceso a través de ‘Generar nueva contraseña’, utilizando tu nombre de usuario actual

Generar nueva contraseña

Generar nueva contraseña

Menu

anterior     siguiente

Actualidad · Noticias de interés

Una monografía sobre análisis de orina reúne todo lo que el laboratorio clínico debe conocer sobre estas pruebas

03/09/2018 Nota de prensa

Muestras de orina de 24 horas y orina reciente para la medición de las magnitudes biológicas más comunes

 

  • La guía está dirigida a facultativos especialistas de laboratorio, pero también a nefrólogos, endocrinólogos, internistas y otras áreas que piden este tipo de pruebas
  • Reúne todas las novedades en la medición de las magnitudes más habituales y ofrece una serie de pautas sobre su manejo
  • Pone el acento en la fase preanalítica y en el hecho de que estas pruebas son recogidas y transportadas por el propio paciente


Madrid, 28 de agosto de 2018 - Toda la información de una prueba básica en el día a día del laboratorio clínico reunida en un solo documento de fácil consulta. La Sociedad Española de Medicina de Laboratorio (SEQCML) ha editado, dentro de las publicaciones que realiza su Comité de Comunicación, una Monografía sobre la medición de las magnitudes biológicas en orina que busca acercar a los profesionales de los análisis clínicos toda la casuística sobre una de las analíticas que más frecuentemente se realizan y que cuentan con una serie de condicionantes especiales, comenzando por el hecho de que es el propio paciente el que en ocasiones recoge las muestras en su domicilio y las traslada a su centro médico.

Este trabajo va dirigido a los profesionales del laboratorio clínico y a quienes trabajan con ellos, como nefrólogos, urólogos, endocrinólogos, internistas, reumatólogos u otros ámbitos donde es habitual pedir los análisis de orina. “Es fundamental que todos conozcamos la problemática de la solicitud, manejo, análisis e interpretación de este tipo de pruebas”, explica el Dr. Luis Javier Morales, presidente de la Comisión de Función Renal y Urianálisis de la SEQCML y uno de los directores y coordinadores de esta Monografía.

Los autores de esta guía, según explica el Dr. Morales, han realizado un análisis contrastado de las principales magnitudes bioquímicas que se miden en la orina. “Para cada una de ellas, partimos de una visión fisiopatológica y a continuación se describen sus aplicaciones clínicas, se analiza cuál es el tipo de muestra más aconsejable y se dan directrices para ayudar a la interpretación de los datos”, detalla.

Uno de los objetivos de esta guía es que todos los profesionales sepan qué se puede y qué no se puede hacer con una muestra y propiciar, en palabras del Dr. Morales, “que no tengamos miedo a rechazar una orina, si sabemos que vamos a obtener unos resultados que nos pueden llevar a una interpretación errónea”. Según añade el especialista, “la variabilidad que existe muchas veces en los valores de las pruebas bioquímicas no es debida a las técnicas de medición, sino en gran medida a una incorrecta recolección”.

“Algunos estudios estiman que más del 70% de los errores en la interpretación de los resultados de orina son originados en la parte preanalítica”, explica el Dr. Morales, lo que sirve de justificación para la elaboración de un capítulo específico y extenso de la monografía a la fase preanalítica de la muestra de orina, es decir, desde que el médico hace la petición hasta que la muestra está preparada para su medición. “Hay que tener en cuenta que la orina es uno de los pocos especímenes que se reciben en el laboratorio que es recogido por el propio paciente, por lo tanto, es fundamental su implicación”, incide el Dr. Morales.

Mayor implicación del laboratorio clínico

Además de informar mejor al paciente sobre como recoger sus muestras, el Dr. Morales pide una mayor implicación de los profesionales. “Desde la Comisión de Función Renal de la SEQCML realizamos hace unos años una encuesta sobre cuestiones preanalíticas de la orina y detectamos una gran variabilidad en la recogida, entrega y procesamiento de la muestra de orina. Por esta razón, publicamos en la Revista del Laboratorio Clínico los resultados de la encuesta con las conclusiones y una serie de recomendaciones que también se recogen en este documento”, recuerda el Dr. Morales.

A raíz de la encuesta y de su experiencia profesional, el especialista considera que los laboratorios clínicos se tienen que implicar más en la gestión e interpretación de los análisis de orina. “Lo más importante es asegurarse de obtener una muestra de calidad para obtener buenos resultados. Actualmente, la calidad en la medición de las magnitudes está bien controlada, pero fallamos en la parte preanalítica”, explica este facultativo del Hospital Universitario de Fuenlabrada.

Una de las razones es que el médico peticionario generalmente desconoce el contexto del paciente, según explica el Dr. Morales. “Normalmente nos solicitan un conjunto de pruebas en orina y en muchas ocasiones desconocen la problemática preanalítica. Pienso que más que pedirnos unas determinadas pruebas en orina, nos tendrían que plantear una consulta clínica y nosotros ofrecerles las mejores opciones disponibles, tanto para el diagnóstico como para el seguimiento de una patología y además con las menores molestias para el paciente”.

Novedades incluidas

La Monografía incluye todas las novedades en el manejo de los análisis de orina que se han producido durante los últimos años. Entre los aspectos citados, el especialista destaca la utilización de materiales y técnicas de referencia para la obtención de calibradores como los de la creatinina o la albúmina en orina que están a punto de salir, la utilización, cada vez más extendida de la creatinina enzimática para evitar interferencias o la aceptación generalizada de cocientes con creatinina como es el caso de las proteínas o la albúmina en orina.

Con todo, el especialista cree que todavía hay mucho terreno para implementar avances en los análisis de orina. “Lamentablemente las novedades en la medición de las magnitudes son menos de las que nos gustarían. En la era de la biología molecular y las ciencias ómicas, la industria de diagnóstico in vitro no está dirigiendo sus esfuerzos en mejorar la medición de estas magnitudes. La proteómica de orina creó grandes expectativas para la búsqueda de nuevos marcadores de enfermedades pero por ahora no ha dado sus frutos”, explica.

Futuro

El Dr. Morales adelanta también que hay magnitudes de las que no se habla en la monografía, ya que están en estudio, pero que, con mucha probabilidad, podrán tener utilidad en el futuro, sobre todo en el diagnóstico y pronóstico del daño renal agudo, como pueden ser el IGFBP7 (insulin-like growth factor-binding protein 7) o el TIMP-2 (tissue inhibitor of metallo proteinases-2). Otros que también se están investigando son GST (glutathione-S-transferase), IL-18 (interleukin 18), KIM-1 (kidney injury molecule 1), L-FABP (Liver-type fatty acid binding protein), NAG (N-acetylglucosaminidase), NGAL (neutrophil gelatinase-associated lipocalin) o RBP4 (retinol binding protein 4).