Sociedad Española de Medicina de Laboratorio

Acceso socios SEQCML

Si aún no has accedido a la nueva Web, debes obtener tus claves de acceso a través de ‘Generar nueva contraseña’, utilizando tu nombre de usuario actual

Generar nueva contraseña

Generar nueva contraseña

Menu

anterior     siguiente

Actualidad · Noticias de interés

Un curso para profesionales del laboratorio clínico profundiza en el conocimiento de marcadores tumorales como forma de mejorar la eficacia del tratamiento

11/04/2018 Nota de prensa

Curso sobre utilidad clínica de marcadores tumorales

  • La medición de marcadores tumorales supone todavía un esfuerzo importante para los laboratorios a nivel de interpretación
  • El uso adecuado de esta técnica puede contribuir a diagnósticos más tempranos y, en última instancia, a la sostenibilidad del sistema sanitario
  • El responsable del curso, el Dr. Rafael Molina, defiende que los profesionales del laboratorio cobren mayor protagonismo en el diagnóstico y tratamiento oncológico


Barcelona, 11 de abril de 2018
- El uso de los marcadores tumorales es creciente en la atención oncológica y, por lo tanto, representa una parte cada vez más importante del trabajo de los profesionales del laboratorio clínico. No obstante, según se expone en el marco del XIV Curso Teórico-práctico sobre la Utilidad Clínica de los Marcadores Tumorales, que se celebra en Barcelona, su aplicación práctica es aún inferior a las posibilidades que ofrecen.

Durante este curso, que cuenta con apoyo de la Sociedad Española de Medicina de Laboratorio (SEQCML), se analizan el presente y el futuro de esta técnica y las posibilidades que abre para el tratamiento del cáncer, entre éstas, una mayor eficacia en el diagnóstico y el tratamiento.

En ese sentido, la actividad formativa, a la que asiste un centenar de personas, se centra tanto en las últimas novedades que se han producido en esta área de conocimiento como en los procedimientos de trabajo que permiten llevarlos a cabo, ya que la medición de los marcadores tumorales supone un esfuerzo importante para los laboratorios a nivel técnico y también exige que se refuerce la colaboración con la clínica en el diagnóstico de los tumores malignos, según destacan los organizadores.

Para el Dr. Rafael Molina, jefe de la Unidad de Oncobiología del Servicio de Bioquímica y Genética Molecular del Hospital Clínic de Barcelona, y responsable del curso, el valor de los marcadores es fundamental en el diagnóstico precoz de algunos tumores, como el cáncer de tiroides o el carcinoma hepatocelular. “La aplicación en otros tumores, como el cáncer de próstata, es más controvertida, pero cada vez hay más estudios que demuestran que su empleo aumenta la supervivencia”, explica. En ese sentido, el Dr. Molina pone de relieve las nuevas investigaciones para incorporar los marcadores tumorales en el diagnóstico temprano del cáncer de pulmón o de ovario.

Pese a ello, a juicio del Dr. Molina, el uso de los biomarcadores aún no está lo bastante extendido: “Siempre hablamos de Oncología, pero las principales aplicaciones de los marcadores como ayuda diagnóstica se realizan en otras especialidades médicas, como Ginecología, Medicina Interna, Urología, Dermatología, entre otras”. Es en estas especialidades donde se puede efectuar un “diagnóstico diferencial” del cáncer, según explica el especialista.

El Dr. Molina sitúa tres retos en el horizonte en relación con este ámbito; el primero, la búsqueda de nuevos marcadores que permitan mejorar el diagnóstico o el pronóstico de la enfermedad; en segundo lugar, menciona la búsqueda de parámetros predictivos de respuesta que permitan fijar el tratamiento idóneo, y, por último, se  refiere al uso combinado de biomarcadores junto con técnicas de imagen que permiten realizar un diagnóstico más eficaz y temprano.

Uso eficiente de los biomarcadores

Durante el curso se muestran algunos ejemplos del uso de biomarcadores que se ha llevado a cabo en Hospital Clínic de Barcelona y que, según ha defendido el Dr. Molina, han permitido importantes ahorros económicos. “Obtener la máxima eficacia implica trabajar en estrecha relación con los clínicos y decidir qué pruebas tienen un valor claro y cuales no aportan información y pueden ser eliminadas”, apunta el especialista, que traza una relación entre el uso de esta técnica y la sostenibilidad del sistema sanitario.

Un aspecto básico de este curso, según explica el Dr. Molina, es potenciar la participación de los facultativos del laboratorio en la toma de decisiones e implicarles en el tratamiento del enfermo oncológico. “Es preciso potenciar el valor del personal de laboratorio como consultor, experto en las pruebas de laboratorio, y alejar el papel de mero transmisor de datos sin interpretación”, explica el doctor, quien considera que esto “incrementa el sentimiento de profesionalidad de una de las especialidades más importantes en un Hospital y potencia el orgullo del trabajo bien hecho”.

De cara a formar a los profesionales del laboratorio clínico en el uso de estos marcadores, durante el curso se distribuirán las guías clínicas sugeridas por el European Group on Tumor Markers, uno de los grupos pioneros en publicar guías clínicas para el uso de los biomarcadores, del cual Dr. Molina es coordinador. El curso muestra no solo estas guías, sino también las de la SEQCML o las del NACB (National Academy of Clinical Chemisty).

La cita también se centra en mostrar los mecanismos para una gestión correcta de los resultados de los marcadores tumorales.

Este curso, que está acreditado por la Comisión de Formación Continuada del Sistema Nacional de Salud con 3,2 créditos, cuenta con el apoyo de la SEQCML y está organizado por el Servicio de Bioquímica y Genética Molecular del Hospital Clínic de Barcelona, la Societat Catalana de Bioquímica Clínica, la Acadèmia de Ciències Mèdiques de Catalunya i Balears y el Grupo de Investigación de Marcadores Biológicos en Oncología del Institut d'investigacions Biomèdiques August Pi i Sunyer (IDIBAPS).